pinterest icon twitter icon facebook icon      C/ Ábalos, 5  - 28043 - MADRID

TITULO

Teléfono: 914 132 551   Mail: hablaconnosotros@colegiobuenconsejo.es

   

educamosparati2

conocenos1

fundadoraBLa Congregación de Franciscanas de Ntra. Sra. del Buen Consejo nace un 14 de Febrero de 1896 como fruto del ideal y esfuerzo de una joven catalana, María Teresa Rodón Asencio, que supo mirar al mundo y a los hombres con amor y descubrir entre ellos al necesitado, al marginado que espera un gesto, un detalle, una palabra...

La vida de la Madre Teresa fue corta en cuanto al tiempo, pero extensa en su proyección hacia el futuro. Su profunda espiritualidad unida a una gran personalidad y a un verdadero don de gentes, hizo que ganara muchos corazones para su apostolado y su obra. En su breve existencia, pudo ver realizado su sueño de dedicación directa a la educación y cuidado de las niñas. Fundó un colegio en Madrid y dos casas más una en Astorga (León), y otra en Llares (Asturias).

La lógica de Dios no es como la de los hombres y cuando aparentemente se vislumbraba el esplendor congregacional, el Señor cortó el hilo de su vida, falleciendo repentinamente en Madrid el día 28 de Diciembre de 1903.

La Congregación se encuentra huérfana pero no abandonada de Dios. Así en el año 1921, las Religiosas Franciscanas de Ntra. Sra. del Buen Consejo, fieles continuadoras de la obra de su Madre, siguen extendiendo su labor y hacen su primera fundación en Canarias: el colegio y Hospital de Icod de los Vinos (Tenerife).

El granito de mostaza fue creciendo y extendiéndose en todas las direcciones, a diversas provincias españolas y varios países extranjeros. Siguiendo las líneas de la fidelidad y evangelización a cabo la fundación de diversas instituciones.

Hoy, las Franciscanas del Buen Consejo formamos una familia de Hermanas unidas por el amor mutuo y la común vocación, que con espíritu sencillo y alegre nos proponemos realizar nuestro apostolado dando testimonio evangélico con la palabra y con cualquier género de trabajo y actividad, siguiendo los ideales de la Madre Teresa y de San Francisco de Asís, bajo la mirada y protección de la Virgen del Buen Consejo.